angulas

Angulas y Anguilas

Al comenzar este post  sobre las angulas-anguilas, y antes de continuar, quiero rendir mi mas sincera  admiración, a dos  personas que dedicaron toda su vida al estudio de este pez asombroso, el cientifico danes  Johannes Schmidt  y su discipulo  y continuador Vilhelm Ege, que desde finales del siglo XIX, al primer tercio del XX,  estudiaron todo el ciclo vital de estos fascinantes peces, descubriendo un misterio que duraba desde la epoca de Aristóteles. ¡de donde venían, a donde iban y como se reproducían!

GENERO:  Anguilla

ESPECIES ATLANTICAS:  Angilla anguilla, Europa — Anguilla rostrata, America

Son las dos especies, diferentes que se reproducen en el mar se los Sargazos, (pero separadas unos cientos de kilómetros unas de otras) y unas las emigran hacia las costas de America  -Anguilla rostrata.  Y la  especie, – Anguilla anguilla- aprovechando la corriente del golfo llega a las costas de Europa, y  penetrando por el estrecho de Gibraltar, hasta el rio Nilo, en Egipto.

En un viaje de dos a tres años (quizás mas) dependiendo del lugar a donde se dirijan, si no son pasto,  de otros peces en su largo periplo.

Especies que habitan en el océano Pacífico e Índico

Existe otra importante zona, en las aguas del archipiélago Indonesio, que según  Vilhelm Ege,  es la morada ancestral de todas las anguilas, y donde se crían hasta nueve (9) especies diferentes. Entre ellas la Anguilla Japonica, la Anguilla Australis  que emigran llevadas por las corrientes, que bañan costas de Africa , India, Vietnam Cambodia  parte de Australia y  N.Zelanda, en el Sur, y hacia el norte, Filipinas, costas de China, Corea y Japón como lugares situados mas al Norte.

Especies que habitan en el océano Pacífico e Índico

Existe otra importante zona, en las aguas del archipiélago Indonesio, que según  Vilhelm Ege,  es la morada ancestral de todas las anguilas, y donde se crían hasta nueve (9) especies diferentes. Entre ellas la Anguilla Japonica, la Anguilla Australis  que emigran llevadas por las corrientes, que bañan costas de Africa , India, Vietnam Cambodia  parte de Australia y  N.Zelanda, en el Sur, y hacia el norte, Filipinas, costas de China, Corea y Japón como lugares situados mas al Norte.

El ciclo vital

Las angulas después de una metamorfosis para adecuarse al cambio de agua salada a dulce, y producirse su transformación de léptocefalos a propiamente angulas,  aprovechando una noche sin luna o muy nublada, inician su ascensión río arriba, y ahí es donde tendrán la primera batalla por su supervivencia, les esperan los pescadores de angulas con sus artes de pesca.

Las que salven este primer escollo seguirán su marcha, Hasta que llegan los embalses de los ríos, con sus murallas,- que ríase Vd. de la China-, pero estos intrépidos animales de apenas unos centímetros, esperaran un día lluvioso y reptando por las orillas y serpenteando por los prados y bosques húmedos salvaran el escollo y regresaran nuevamente al río.

Ahí vivirán, comerán ,engordaran y se prepararan para un día, volver al mar se los Sargazos, ellas todavía no lo saben aun , tendrán que transcurrir varios años 7/8/9 o mas a que sientan esa llamada imperiosa de la Naturaleza, para iniciar el camino de retorno al lugar de desove en el mar de los Sargazos, a 4000 kilómetros de las costas de Europa, y las que sobrevivan a los pescadores de anguilas, volverán a encontrarse con las murallas de los embalses pero esta vez en sentido contrario, donde la trampa es mortal ya que serán succionadas y pasadas por la trituradora de las turbinas, que producen la energía para nuestro consumo.

Y este es el colofón a donde quiero llegar:

¿Vale la pena comer esos intrépidos animales, de tan solo, unos milímetros? Y de poco mas o menos de un gramo por ejemplar. En una preparación, que hoy en día, tenemos sucedáneos que nos permitirán preparar una cazuela de gulas al pil pil, con su aceite hirviente, su guindillita y su ajito, donde mojar el pan, sin cometer la felonía de devorar esas criaturas, que pasados unos años se convertirán en espléndidos ejemplares de  uno o dos kilos, que esos, si tienen preparaciones culinarias en las que se saborea su exquisita carne.

Ya que en las preparaciones de angulas, solo encontramos el sabor del aceite, del ajo y la guindilla picante, pero no el sabor de las delicadas angulas.

Anguila cultivada

Se parte de las angulas capturadas, durante su ascenso por los ríos, de donde partieron sus antepasados, ya que el trayecto desde el mar de los Sargazos lo hacen aprovechando la corriente del Golfo que los acerca a las costas europeas.

Donde buscaran la desembocadura de ríos, haciendo una parada para su metamorfosis de leptocèfalos a verdaderas angulas, y adecuar su organismo para el cambio de agua salada a dulce.

Esperaran una noche sin luna y en plena oscuridad iniciaran su ascenso río  arriba aprovechando la subida de las mareas, cosa que saben muy bien los pescadores de angulas, que las esperaran para  darles caza, pues es la única forma de optener alevines, para llevarlos a los estanques, donde iniciaran su engorde hasta conseguir ejemplares de 800 gramos o mas, que son tallas comerciales.

Si nos paramos a pensar que un kilo de angulas puede contener unos 2000 ejemplares y que pueden valer  1000 euros, y esos mismos ejemplares  con un peso medio, de 800 gramos  pesarían 1.600 kilos, y que al precio de  2.500 ptas,  kilo. (precio medio  de mercado en España) nos daria la friolera de 4.000.000 Ptas. o su equivalente en euros.

Despues de estos cálculos, me parece (a mi) un disparate comerse una ración de angulas, existiendo en el mercado marcas que producen un sucedáneo, que una vez – bien cocinado- si no hubiesen tenido la picardía de fabricarlo sin ojos, seria muy difícil distinguir una cazuela de angulas al pil pil de una de sucedaneo al pil pil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *