Restauración de casas de piedra en Galicia

Las construcciones rurales en Galicia que se realizaron en los últimos siglos fueron hechas por maestros canteiros, utilizando siempre materiales que se encontraban cerca de las edificaciones que realizaban.

En Galicia, encontraremos casas edificadas con una gran variedad de materiales, – todos nobles – dependiendo de la zona, montaña, chaira o marítima, pero siempre la maestría de los canteiros que encontraban las mejores soluciones. Su sabiduría constructiva es la herencia de siglos, de los Gremios de Canteiros que se transmitían sus secretos y soluciones de unos a otros, tan es así, que incluso tenían su propia lengua para poderse comunicarse entre ellos. (la lengua de los arxílas)

Últimamente debido al abandono del medio rural en Galicia, quedan muchas casas deshabitadas, que se están comprando y restaurando, para segundas residencias o incluso permanentes, dadas las mejores condiciones de transporte (autovías-autopistas) que hacen que los desplazamientos a los lugares de trabajo se hagan de forma mas confortable.

Dada la escasez de auténticos “Canteiros restauradores” y la gran demanda existente, se están rehabilitando casas rurales por procedimientos que nada tienen que ver con una restauración respetuosa.

En algunos casos verdaderos atentados, con la construcción de placas de cemento y hierro para pisos, asimismo, más toneladas de cemento y hierro para el techo y numerosas columnas en la planta baja para sujetar todo ese desaguisado.

Incluso los hay que se atreven a sustituir las viejas canterías de las ventanas por cemento … de locos.

Esa casa que se está restaurando, quizás tenga, cien o mas años y aún pueden aprovecharse todas las piedras con que fue construida, las vigas de madera de roble o castaño que una vez limpias y restauradas, lucirán nobles en nuestra vivienda.

¿Alguien cree, que si esa casa que estamos llenando de cemento y hierro tuviese que restaurarse más adelante se podría aprovechar algo?

Todo directo a la escombrera.

casa-piedra

Un tejado realizado por un profesional, en madera, con el aislante adecuado, y utilizando lousa o teja (según la zona) puede durar muchísimos años, y la visión de unas vigas de madera en nuestro techo darán una calidad que jamás dará una placa de cemento.

La solución para una buena restauración pasa por encontrar un autentico “maestro canteiro” — ya que estamos hablando, de casas de piedra — y una vez lo encontremos, que nos muestre casas restauradas por él, así tendremos más seguridad conociendo sus trabajos.

Expliquémosle nuestras necesidades de distribución interior, según sean nuestras conveniencias y confiemos en su profesionalizad, pues ellos son, herederos de los constructores de Catedrales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *